The Artist


Jean Dujardin como 'El Artista'

Cuando el film comienza no estamos tan seguros de qué vamos a observar. Si, es una película, y si, hay uno que otro link gracias a reviews o recomendaciones (o no) de gente que conocemos, pero, cuando te sientas en la butaca, los focos languidecen, la mantequilla y la sal rozan tu lengua por vez primera, la música comienza y por los siguientes cien minutos no volverás a escuchar ninguna otra cosa.

‘The Artist' (Michel Hazanavicius, 2011) definitivamente no es una película para nuestros tiempos. No hace falta si quiera haberla visto para predecirlo. Cualquiera se apasiona por ‘Metropolis’ de Fritz Lang por ser un referente todavía insuperado de la ciencia ficción y aunque su craft visual ya está casi un siglo desfasado, su mensaje no permite que el tiempo la devore. Pero, ¿Han intentado fumarse hoy la película completa de una sentada? Es insufrible. La cultura audiovisual nos ha venido acostumbrando al frenetismo de la narración rápida. Y aun en los casos que no, el componente sonoro es la pieza más del 50% indispensable para una experiencia envolvente. The Artist nos pide que pongamos de lado los 85 años de progresión cinemática y remontarnos al tiempo donde el cuerpo era el mensaje.


¿Quien es esa chica?

1927. George Valentino (Jean Dujardin) es un artista/actor ensimismado que la gloria que presume es la que se ha ganado. Es un superestrella. En la alfombra roja de su nuevo estreno, entre la prensa desmesurada y las fanáticas gritonas, una chica del montón (interpretada por la bellíssima franco-argentina Bérénice Bejo) se empuja con Valentino por accidente. El actor, casi obligado por su persona, la besa para las cámaras. La pareja hace la primera plana del Variety al día siguiente. A la esposa del actor no le agrada en absoluto. ¿Quién es la chica misteriosa? Los productores del creciente imperio Hollywoodland pronto lo descubrirán. Es Peppy Miller, la nueva estrella. À-la Chaplin, la era del sonido se les viene encima y Valentino se rehúsa hablar. No así Peppy. A la vez que ambos actores establecen una cariñosa, casi platónica, relación tras las cámaras, frente a ellas la historia se deviene diferente. George esta cada vez más out y Peppy Miller se convierte en la nueva heredera del mote. The Artist.



'El Artista' es difícil de reseñar por qué no puede ser evaluada bajo los estándares a los que estamos habituados para evaluar películas. ¿El plot? Si lo pudieron averiguar, es él mismo de cualquier comedia romántica, así como cualquiera de estos romances seguramente en su creación tuvieron de influencia las películas blanquinegras a las que esta movie rinde homenaje. Aunque se basa en la época gloriosa del cine mudo, y visualmente se vale de muchos tropes de la era, Hazanavicius jamás pretende (como por ahí me lo mencionaban en twitter, pasa con la recuperación del cine exploitation) que creamos haya sido filmada entonces. Hay muchos guiños a la modernidad que se sienten inevitables tratándose del modo de pensar de nuestros tiempos. Es ingeniosa con los pequeños bits de sonido que no forman parte del soundtrack orquestal de Ludovic Bource.


Waltz for Peppy - Ludovic Bource

Algunos críticos la acusan de gimmicky pero ese es objeto del experimento. No es más diferente que un Eraserhead, Forbidden Zone, Ed Wood o cualquier pieza de Guy Maddin. En la puesta en escena radica gran porcentaje para comprender la visión. Hasta cierto punto, prefiero categorizarla bajo el ala del cine experimental. Entre cada pestañeo, con el riesgo de quedarte dormido, es imposible no concebir que Michel Hazanavicius (también editor y guionista) y sobre todo sus dos leads, Jean Dujardin y Bérénice Bejo, tuvieron el talento para dejar a la postre una maravillosa obra de arte. Tan raro es ir al cine y ver algo que haga recordarte por que estamos en una sala para empezar. Espectáculos hay muchos, declaraciones de amor al cinema, pocas. Si hay una película que deba darle el tiro de gracia al moribundo arte del film, en su fórmula más clásica, me daría gusto que ese gatillo lo presionara The Artist.

Jesús Brijandez - viernes, 27 de enero, 2012
Sígueme en twitter @Brijandez

Trailer:

1 comentario:

  1. Interesante punto de vista sobre una película sorpresa del 2011. Realmente hubo mucho cine que sorprendio el 2011, fueron muy creativos a nivel mundial los distintos países que hicieron cine.

    ResponderEliminar