Inglourious Basterds



En mi experiencia personal, Quentin Tarantino pasó de ser un cineasta original e importante, a un cineasta excentrico y divertido sin mayor importancia en menos de dos películas (hablo del segundo capítulo de Kill Bill y Death Proof). Pero con Inglorious Basterds vuelve a ganar mi respeto, y sé que el de muchos, y ahora es un cineasta original, excentrico y divertido… mas no necesariamente importante.

La primera secuencia es sin duda alguna uno de los momentos más tensos en el género de películas de las Segunda Guerra Mundial, y la tensión se va creando al principio de cada capítulo (5 capítulos componen los 140 minutos de película). Y en la tradición de cine de Tarantino, hay unas 3 historias que se entremezclan perfectamente, cada una con sus personajes “larger than life”, cada una con su tono, cada una con su ritmo, pero a fin de cuentas las 3 historias quieren cumplir el mismo objetivo: Acabar con la guerra.

No es gran sorpresa que el final agarra los eventos históricos de la guerra y los tira por la ventana, Tarantino cuenta aquí su versión de como la guerra debió haber concluido, por eso mismo comienza la su película con “Once upon a time…”, Tarantino nos está contando un cuento, no una versión detallada de lo que ocurrió.

Ahora el desglose: Las actuaciones se puede decir a primera instancia que son bastante buenas, pero como no sé francés, alemán o italiano, no puedo decir que estoy seguro ya que la mayoría de la película es dialogada en estos idiomas. Las porciones de inglés en realidad son el lado cómico de la película, Brad Pitt y Eli Roth nos hacen reír mucho como los soldados enviados a matar brutalmente a los Nazis.

La narrativa como ya mencioné agarra elementos de Kill Bill, de Pulp Fiction, y hasta de Death Proof. De repente estamos en una situación, y antes de que nos demos cuenta, Samuel L. Jackson nos está narrando la historia de un personaje. Esto mantiene muy vivo el ritmo. Y sí, es cronológica es su mayoría. Los diálogos son escritos con mucha precisión, casi no hay lineas gratuitas, las típicas conversaciones de 20 minutos nos mantienen muy atentos en todo momento. Los personajes son muy bien construidos (menos sorprendentemente, los basterds ya que como dije, son un elemento cómico sobre todo). En sí, como siempre para Tarantino, un muy buen guión.



Visualmente, pues esperamos lo de siempre de Tarantino, un buen uso del lenguaje cinematográfico, movimientos divertidos y “cool”, pero sobretodo tenemos una puesta en escena que a pesar de ser tomada de un estilo clásico de cine, se siente muy fresca. El montaje podría estar mejor. La música es sin duda de los mejores elementos. Muy emocionante, divertidamente inapropiada, y nunca veremos una película de WW2 con una canción de Bowie de nuevo.

Los dejo con una pequeña relección. Tarantino lleva años planeando esta película, y se nota el esfuerzo, pero hace ver más, su pasión. El clímax es, en un cine, en el estreno de una película. Una arma mortal es celuloide de 35mm. Un personaje crucial es una actriz de cine. Para alguien que ama el cine, no hay mejor placer que ver una película darle este nivel de importancia al cine mismo. Pero mi única queja. A pesar de que el final es de los momentos más chistosos, violentos y gratificantes que he visto en meses en una sala de cine…es el shock value lo que la mantiene viva.

En pocas palabras, Tarantino arma una película compuesta de momentos cinematográficos como Pulp Fiction, y termina en un clímax efectista (y vaya que lo es), como Death Proof. Esperemos que no se haya estancado que querer terminar sus filmes con un BANG!

Joey E. Muñoz - domingo, 6 de septiembre, 2009
Publicada originalmente en masterdetucora.tumblr.com

Avance de la película:

4 comentarios:

  1. como que tarantino no es importante??

    ResponderEliminar
  2. como que tarantino no es importante??

    ResponderEliminar
  3. Principalmente por que inovó un par de veces y seguido solo recicla su material, esto es como director. Como escritor sí es una bendición, pero tipo espada de dos filos ya que mucha gente trata de escribir como él, no le sale y el producto final no es bueno, entonces tenemos muchos piratas de diálogo Tarantinesco. Tenía la capacidad de ser un cineasta muy importante, pero quedó en que su trabajo es importante mas no el como cineasta, ya que no está contribuyendo tanto a algo nuevo.

    ResponderEliminar