District 9



Para empezar a describir el éxito de la nueva película District 9 (En México a estrenarse el 16 de octubre) citaré a Flavor Flav: “Don’t believe the Hype”.

Dirigida y concebida por Neill Blomkamp, es mitad falso documental, mitad película de acción sobre una nave espacial llena de extraterrestres enfermos denominados Prowns llega en los 80’s hacia África. Incapaces de regresar a su planeta, los extraterrestres arman una comuna en África y el gobierno ayuda a mantenerlos fuera de la sociedad. Un día el MNU (Una corporación subsidiada por el gobierno) manda a evacuar a los extraterrestres contra su voluntad bajo el mando de un grandísimo nerd llamado Wikus (Sharlto Copley). Este anti-héroe es, hasta cierto punto, cruel hacia los Prowns, no simpatiza completamente con ellos, pero en su misión de evacuación Wikus ingiere accidental mente un líquido que altera su ADN y lo transforma lentamente en un Prown. Esta es la trama, muy original tengo que admitir.

Los temas que se tocan tienen que ver con la xenofobia y la migración obligatoria que hace un poco de sombra al Holocausto. La manera en la que esta temática se trata varía de situaciones y diálogos elaborados que parecen ser sátira social, a eventos e imágenes demasiado obvias ausentes de profundidad. Este es un mínimo inconveniente para el mercado universal al cual la película está dirigida, por el único hecho de tratar de llevar a cabo un mensaje a audiencias masivas la película ya tiene mérito.



Mi queja cae en la narrativa y un poco en el desarrollo de la historia. Por un rato parece ser que toda la película será contada en formato de falso documental, lo cual es una grata sorpresa para el espectador que prefiere ser retado. Pero de repente se rompe este esquema y cambiamos a una perspectiva muy cotidiana. No tengo problemas con los recursos de narración no-innovadores pero si me gustaría que se escoja una manera de narrar la historia y se lleve a cabo hasta el final. Entonces brinca un poco la narrativa y de pronto sales de la ilusión, te acuerdas que solo estás viendo una película. La segunda parte de mi queja es sin duda el tercer acto, absolutamente gobernado por un espectáculo de explosiones y sangre salpicando la cámara. Toda noción de una película inteligente se comienza a perder entre tanta violencia gratuita.

Puedo ir tan lejos como llamar esta película el Matrix de la década. No por la historia relativamente original, si no por que comparten la misma falla, un final explosivo que distrae al espectador de la fuerza social de la trama.



En conclusión: Esta película fue para mí una verdadera decepción, el mensaje político está sobre-expuesto, y el valor que tiene como una película original muere a la hora de las explosiones. Pudo haber sido el Dark Knight de este verano, pero no muestra la madurez necesaria para lograr tal cosa. Es una película de palomitas, dominguera, bien realizada pero sin una dirección muy clara.

Joey E. Muñoz - domingo, 13 de septiembre, 2009
Publicada originalmente en masterdetucora.tumblr.com

Avance de la película:

1 comentario:

  1. Ya la vi. Y pienso lo contrario.
    Para mi el cambio en el estilo narrativo, de documental a accion encaja perfectamente con la historia. La ilusion esta ahi en toda la pelicula, manejan el cambio tan sutilmente que ni te das cuenta cuando cambia deja de ser documental o cuando regresa a serlo.
    Creo que todo es cuestion de gustos. Para mi las explosiones dan un bonito toque a la pelicula =)

    ResponderEliminar